domingo, 8 de noviembre de 2009

TARTA DE QUESO, UVAS Y MOSCATEL




Receta sacada del blog " ESPE SAAVEDRA"

Receta original de " TARTAS PROVOCATIVAS "



INGREDIENTES:



Para la base de un molde de 18-20 cm. y ( molde de 24 cm )

150 gr. de galletas digestivas de avena ( 180 gr ) ( yo las he puesto de las normales )
60 g mantequilla a temperatura ambiente ( 70 gr )


PARA LA CREMA DE QUESO

250 gr de crema de queso ( tipo Philadelfia ) ( 300 gr )
250 gr de queso mascarpone ( 300 gr ) , este no se lo he puesto, lo aumenté al queso crema
250 gr de chocolate blanco ( 300 gr )
250 ml de leche entera (300 ml)
40 gr de azúcar (5o gr )
1 sobre de cuajada ( yo le he puesto 2 )
uvas negras y blancas ( mejor sin pepitas )


PARA LA GELATINA DE VINO MOSCATEL

100 ml de agua
100 gr de azúcar
120 ml de vino blanco moscatel
6 hojas de gelatina


Le he tenido que aumentar la cantidad de agua porque me había quedado muy dulce para mi gusto, así que también le he incrementado la cantidad de gelatina.



Para la base:

Triturar las galletas hasta reducirlas a polvo y añadir la matenquilla ligeramente fundida, mezclando todo bien. Cubrir la base de un molde desmontable y con la palma de la mano apretarlas bien. Reservar en el frigorífico.


Para la crema de queso:

Lavar las uvas y reservar.
Poner en un cazo la leche, los quesos, el chocolate troceado, el azúcar y la cuajada. Llevar al fuego y sin dejar de mover. Cuando comience a hervir se aparta.
Verter encima de la base de galletas e inmediatamente colocar encima las uvas. Dejar enfriar y meter en la nevera 1 hora.


Para la gelatina de vino moscatel:

Poner en un cazo el agua con el azúcar y llevar a ebullición durante 10 minutos. Mientras poner la gelatina en agua. Apartar del fuego y agregar la gelatina escurrida y sin dejar de mover añadir el vino. Dejar templar y con una cuchara echamos un poco sobre las uvas. Meter un poco en el frigorífico . Sacar y echar el resto( esta gelatina que teníamos reservada en el cazo no se mete en el frigo porque se cuajaría y no valdría). Dejar cuajar durante unas horas.