martes, 1 de noviembre de 2011

MARDI GRAS & BUTTERMILK BEIGNETS





Buñuelos al estilo del " Cafe Du Monde " de Nueva Orleans


RECETA SACADA DEL BLOG " ¿ QUE SE ESTA COCINANDO?  WHAT'S COOKING ?


INGREDIENTES

185 ml de leche
375 ml. de  buttermilk
4 cucharaditas de levadura seca
2 ½ cucharadas de azúcar
475 gr. de harina de fuerza
½ cucharadita de bicarbonato sódico
¼ cucharadita de sal
aceite de girasol para freír
azúcar glas para espolvorear


Para hacer el buttermilk

250 ml de leche entera ( yo he puesto 375 ml de leche + 1  1/2 de zumo de limón )
1 cucharada sopera de zumo de limón

En un frasco poner la leche y añadir el zumo del limón. Mezclar. Dejar reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos, tiempo en que la leche comenzará a cuajar. Batir antes de utilizar. Se conserva muy bien durante una semana manteniendo el frasco cerrado en la nevera.




Para elaborar los buñuelos:

Poner la leche a calentar a fuego medio-alto, hasta que se formen pequeñas burbujas en la superficie. Retirar del fuego y añadir el buttermilk, mezclar y verter en un recipiente amplio. Añadir la levadura, el azúcar y batir. Dejar reposar 5 minutos. Añadir la harina, el bicarbonato y la sal. Amasar bien hasta que la masa se desprenda de las manos. Añadir mas harina si fuera necesario. Tapar con un paño de cocina y dejar reposar durante 1 hora hasta que doble su volumen. ( Para acelerar el proceso de levado caliento el horno a 50 º , cuando el horno esta calentito lo apago y meto el recipiente de la masa).
Una vez que la masa a subido, la ponemos encima de la superficie de trabajo enharinada y la amasamos ligeramente para que pierda el aire. La estiramos con un rodillo y la plegamos por la mitad, volvemos a estirar con el rodillo hasta que quede de 2-3 milímetros de espesor. Dejamos reposar la masa durante 1 minuto.

Poner abundante cantidad de aceite en una sartén y poner a calentar.

Cortar la masa en rectángulos, coger cada rectángulo y estirarlo suavemente y ponerlo a freír. El aceite no debe de estar demasiado caliente para que se hagan bien por dentro. Forrar una bandeja con papel absorvente y poner los buñuelos una vez fritos para que pierdan el aceite sobrante. Después se espolvorean con abundante azúcar glas.